0

Lima (Perú), 23 de abril de 2014. Sensibilizar e informar a la población sobre el problema de la violencia a las personas adultas mayores es uno de los principales objetivos de la campaña nacional “Promoción del buen trato a las personas adultas mayores” que ha lanzado el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP).

“Los adultos mayores son el testimonio de la historia de nuestros pueblos, la experiencia, el trabajo y el sacrificio. El Estado tiene la responsabilidad de garantizar sus derechos, así como su participación política, social y económica en el país”, expresó el viceministro de Poblaciones Vulnerables del MIMP, Julio Rojas Julca, encargado de lanzar la campaña. Dijo, asimismo, que el MIMP viene trabajando con los gobiernos locales para desarrollar políticas a favor de esta población, así como con otros sectores del Estado y gobierno regionales para fomentar espacios públicos para el desarrollo de los adultos mayores.
La campaña busca también que la sociedad e instituciones asuman el compromiso general en la práctica del buen trato, sobre la base del respeto y protección a los derechos humanos, dignidad, autonomía, cuidado y no discriminación de la población adulta mayor.
Uno de los grandes problemas que afecta a los adultos mayores es la violencia, fenómeno que se da tanto en el ámbito familiar, social, institucional,… y que puede adoptar distintas formas, desde la violencia psicológica, física, financiera, social, etc, lo que constituye una calara violación a los derechos humanos de los mayores.
En los últimos años Perú ha logrado crear un marco normativo para la protección de los derechos de esta población. Asimismo, cuenta con una Política Nacional para Personas Adultas Mayores, que constituye un instrumento de gestión y orientación para desarrollar una política integradora, con un enfoque de género, intergeneracional e intercultural y un Plan Nacional para las Personas Adultas Mayores 2013 – 2017.
Asimismo, con el fin de garantizar el ejercicio pleno de los derechos de la población adulta mayor y de proteger a la población más necesitada, se creó el Programa Nacional “Pensión 65” con la finalidad de otorgar protección a los grupos sociales especialmente vulnerables.

A efectos del programa “Vida Digna”, se conceptualiza a las personas mayores en situación de calle como aquellas personas mayores de 60 años, que habitan permanentemente en las calles, pernoctan en lugares públicos o privados, no cuentan con vínculos familiares, ni apoyo de redes sociales y no participan en ningún programa social.

Lo propio se hizo con el Programa Nacional “Vida Digna”, que atiende a las personas adultas mayores en situación de calle, población que hasta hace poco se encontraba totalmente excluida de la protección social en el país.

De acuerdo a las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), actualmente existen en el Perú 2.907.138 habitantes mayores de 60 años, lo cual representa aproximadamente el 9,43 % de la población total. Según datos oficiales cerca del 40 % de los hogares del país tienen entre sus miembros alguna persona adulta mayor, ubicándose en el área urbana el 36,7 % de hogares y en el área rural el 41,7 % de hogares con, por lo menos, un integrante mayor de 60 años.
Fuente: MIMP

Escriba un comentario