0

Ciudad de México, 26 de marzo de 2015. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Gobierno de Ciudad de México hicieron el pasado 9 de marzo un llamamiento para proteger los derechos, la autonomía y la dignidad de las personas mayores, con especial énfasis en el contexto actual de envejecimiento de la población. El llamamiento se hizo en el marco de la presentación de un libro conjunto sobre esta materia y que se celebró en la capital mexicana.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, intervinieron en la presentación del libro Autonomía y dignidad en la vejez: Teoría y práctica en políticas de derechos de las personas mayores, editado por Sandra Huenchuan, especialista en envejecimiento del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE)-División de Población de la CEPAL, y Rosa Icela Rodríguez, Secretaria de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal.

Alicia Bárcena subrayó que esta publicación está centrada en los tres ejes que fundamentan el concepto de igualdad planteado por la CEPAL: derechos, autonomía y dignidad. Según resaltó, éstos son principios esenciales para orientar las leyes, políticas y programas dirigidos a las personas mayores.

Existen diversas estrategias para avanzar hacia la igualdad, como son la política laboral, a través de instrumentos como el salario mínimo; la protección social, mediante pensiones no contributivas; el reconocimiento al trabajo que realizan los cuidadores y también el acceso al crédito por parte de las personas mayores”, añadió la Secretaria Ejecutiva.

La máxima representante de la CEPAL señaló que es relevante cautelar la vida de las personas mayores con dignidad e igualdad porque la sociedad contemporánea necesita referentes valóricos, culturales e identitarios y porque la urgente reconstrucción de la trama social en México requiere de su sabiduría, conocimientos y experiencia.

Alicia Bárcena añadió que Ciudad de México introdujo hace más de una década el concepto de universalidad de derechos al otorgar una pensión alimentaria para ciudadanos de 70 años y más, y señaló que actualmente es la única en el mundo que ofrece una pensión no contributiva a todas las personas a partir de los 68 años de edad.

Miguel Ángel Mancera destacó por su parte que la Ciudad de México dispone de diversos instrumentos de política pública para atender a las personas mayores, entre los que citó programas de turismo, cine gratuito, atención médica a domicilio, una red de escuelas especializadas e incentivos fiscales para contratar a estas personas. Además, adelantó que  están desarrollando, en colaboración con la CEPAL, un programa para capacitar a trabajadores en el cuidado de personas mayores y ayudarles a que se desempeñen en estas labores de forma remunerada.

Rosa Icela Rodríguez apuntó que 13,14% de la población de la capital tiene 60 años o más y la expectativa de vida se sitúa en promedio en 76 años. Además, señaló que Ciudad de México tiene el mayor índice de inmigración de personas mayores en el país, debido en gran medida a las políticas públicas orientadas hacia ellas.

Por su parte, Sandra Huenchuan lamentó que la edad de la vejez pueda constituir en ocasiones una causa de discriminación y de conculcación de derechos. “Tenemos que tratar de brindar una protección más amplia para los derechos humanos de las personas mayores por medio de medidas institucionales, legislativas y judiciales”, subrayó.

En América Latina y el Caribe viven actualmente cerca de 71 millones de personas mayores de 60 años y se estima que en 2040 habrá más personas mayores que niños. Además, entre 1950 y 2010 la esperanza de vida al nacer en la región aumentó 24 años (de 51 a 75 años) y se prevé que se eleve hasta 81 años hacia mediados de este siglo.

El libro presentado hoy reúne los estudios y conclusiones planteadas en el Segundo foro internacional sobre los derechos humanos de las personas mayores, que se desarrolló en Ciudad de México en junio de 2014, y aborda, entre otros temas, los avances internacionales en la protección de los derechos humanos de las personas mayores, las garantías jurisdiccionales e institucionales para el ejercicio de esos derechos y los cuidados y servicios sociales para fortalecer la autonomía de estas personas.

El foro celebrado en México se desarrolló en el marco del proceso de implementación y seguimiento de la Carta de San José sobre los derechos de las personas mayores de América Latina y el Caribe, adoptada en 2012, y se espera que esta publicación pueda coadyuvar al impulso de una convención internacional de los derechos humanos de las personas mayores.

A la presentación del libro también asistieron el Director del CELADE-División de Población de la CEPAL, Dirk Jaspers; la Directora General del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores de la Ciudad de México, Rocío Bárcena, y Manuel Granados, Presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Fuente: Instituto para la Atención de los Adultos Mayores en el Distrito Federal

Escriba un comentario