0

Santiago de Chile, 22 de febrero de 2013. Los mandatarios, que se reunieron el 26 y 27 de enero del presente año en Santiago de Chile, manifestaron su empeño por intercambiar experiencias y mejores prácticas en el contexto de la Seguridad Social, cuyo modelo es el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social.

Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión Europea (UE), y los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea expresaron en la Declaración de Santiago varios acuerdos de interés, entre otros, los avances en el proceso de Asociación Estratégica birregional.

La I Cumbre CELAC-UE realizó una mención especial en su Declaración a los acuerdos sobre Seguridad Social de los Estados CELAC-UE. En este sentido, expresaron en el numeral 32. “En cuanto a sistemas de seguridad social en la UE y la CELAC, expresamos nuestra voluntad de intercambiar experiencias y mejores prácticas y explorar posibilidades de cooperación birregional, incluyendo el establecimiento de acuerdos bilaterales de seguridad social entre países CELAC y Estados miembros de la UE que deseen hacerlo individualmente, respetando las legislaciones nacionales y acuerdos bilaterales o multilaterales de seguridad social existentes entre los Estados CELAC-UE, como la Convención de Seguridad Social de Iberoamérica” (Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, aprobado en las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno e impulsado por la OISS-SEGIB).

Igualmente en el numeral 33, manifestaron: “Ratificamos nuestra firme decisión de proteger y fomentar la seguridad de los trabajadores y la salud en ambas regiones y nos comprometemos a desarrollar una “Hoja de Ruta CELAC-UE sobre Seguridad y Salud en el Trabajo”, en línea con los correspondientes principios consagrados en los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo”.

Así pues, la Cumbre de Santiago expresa la voluntad de colaboración y coordinación de los sistemas y, en consecuencia, supone un impulso a la aplicación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social (Convención de Seguridad Social de Iberoamérica, numeral 32 de la Declaración de Santiago).

Del mismo modo, la Declaración expresa el apoyo a las políticas de prevención de los riesgos profesionales, en consonancia con lo previsto en la Estrategia Iberoamericana de Seguridad y Salud en el Trabajo 2010-2013 (Seguridad y Salud en el Trabajo, numeral 33 de la misma Declaración). Programas, Convenio y Estrategia, que viene desarrollando directamente la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), con la colaboración de la SEGIB y con el respaldo de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, y que salen reforzados de la I Cumbre CELAC-UE.

Fuente: OISS

Escriba un comentario