0

Montevideo (Uruguay),  4 de noviembre de 2015. Un tercio de las casas de salud que hay en Uruguay deberían cerrar sus puertas, debido a que no tienen las características necesarias como para estar habilitadas; en algunas, además, se violan los Derechos Humanos de los pacientes. Así lo sostuvo el jerarca de la Secretaría Nacional de Cuidados del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Julio Bango.

“Con el Ministerio de Salud Pública tenemos un enorme desafío en cuanto a que esa cartera cumpla con su función de hacer la fiscalización sanitaria de estas residencias. En estos momentos, tendríamos que cerrar un tercio de los centros residenciales que existen en todo el país y no lo vamos a hacer porque el Uruguay no tendría condiciones de poner a esas personas en otro lugar”, confesó Bango días atrás ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores.

Sin embargo, señaló que el gobierno del Frente Amplio está comprometido, a través del Sistema Nacional Integrado de Cuidados (SNIC) a “formar a los recursos humanos de estas residencias y a hacer una política de bonos para sacar gente y ponerla en otras residencias que marchen bien“.

El funcionario advirtió ante los legisladores que “también se pretende que estas residencias, estas casas de larga estadía se comprometan a hacer un programa de mejoras para que no sea una condena que las personas tengan que ir allí, donde viven en condiciones lamentables y sufren conculcación de sus derechos humanos“.

Pero saben muy bien (dirigiéndose a los senadores) que esto no es solo decir que lo resolvemos ya, sino que hay que tener un plan, y en estos cinco años nos proponemos generar las políticas regulatorias y de supervisión para llevarlo adelante“, añadió Bango.

Población.

Según los últimos datos conocidos, los del censo del 2011, hay 903 residencias de larga estadía en el país. Estas se dividen en 416 en Montevideo y 487 en el interior. Allí vive el 3% de los adultos mayores del Uruguay, son 13.817 personas, de las cuales 11.560 son efectivamente adultos mayores y el resto son pacientes con algún tipo de patología psiquiátrica o similares.

El Sistema de Cuidados, buque insignia de la campaña del presidente Tabaré Vázquez, recibió un fuerte golpe semanas atrás, cuando en la Cámara de Diputados se modificó el proyecto de ley de Presupuesto que había enviado el Poder Ejecutivo, quitándole a éste 400 millones de pesos. Bango, ha dicho que espera que esta decisión se revierta en la Cámara de Senadores, porque, reconoció, de lo contrario no tendrán, por ejemplo, recursos para comenzar a implementar el programa de atención a adultos mayores.

Cuidados

En tanto, sobre otros aspectos del SNIC, Bango sostuvo que en lo que respecta a la formación y reclutamiento de los cuidadores, y acceso de pacientes al sistema, el Mides está preparando una plataforma física y virtual que “permitirá unificar, simplificar las vías de acceso y de información y la exigibilidad de derechos de todas las personas que sean sujetos de las políticas de cuidados. Es decir los que tienen el derecho a ser cuidados y las trabajadoras del cuidado“.

Lo que vamos a hacer con parte del presupuesto asignado para el fortalecimiento del Sistema Nacional Integrado de Cuidados es generar un proceso de ingreso”.

El jerarca advirtió que el objetivo es “generar una estructura de recepción de las demandas, pero también una estructura para salir a buscar a la gente y, para ello, vamos a aprovechar los programas que ya tenemos en el Ministerio de Desarrollo Social y en el resto de la estructura del estado para no duplicar esfuerzos, presupuestos ni generar más recursos humanos de manera ineficiente“.

Fuente: El País 

Escriba un comentario