0

México DF, 25 de marzo de 2016. La fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional-PAN en la Cámara de Diputados ha propuesto llevar a cabo reformas constitucionales, con el objetivo de garantizar que el Estado hará respetar de manera íntegra y plena los derechos de las personas adultas mayores.

La diputada promovente, Katia Burguete, indicó que de acuerdo al Consejo Nacional de Población (CONAPO) en poco más de 30 años el número de adultos mayores en México pasará de 17 millones a más de 34 millones, lo que representará un gran desafío en materia de atención en salud, pensiones y respeto a sus derechos

Burguete Zúñiga subrayó que pese al acentuado cambio demográfico en México, las autoridades en los tres órdenes de gobierno no se han preocupado por implementar políticas públicas de atención integral a la población mayor.

Aunado a las mujeres, las personas de origen indígena y niños y adolescentes, los adultos mayores se encuentran entre las principales víctimas de discriminación en el país, ya que sufren vejaciones y marginación en el ámbito familiar, laboral, de seguridad social, económico, e incluso cultural, destacó la diputada.

Subrayó que su propuesta de reforma a los artículos 4 y 73 de la Carta Magna prevé establecer la obligación del Estado de garantizar los derechos de los adultos mayores así como facultar al Congreso para emitir leyes de alcance federal en esa materia.

Remarcó que México debería ser un ejemplo a nivel internacional en el tema del respeto a los derechos de los ciudadanos, en especial de los adultos mayores, colectivo que se vuelve “invisible” para el Estado, así como los aspectos laboral, educativo, cultural y social.

Integrar a la Constitución que los mayores de 60 años son sujetos de derechos y obligaciones claras, y no sólo beneficiarios de políticas asistencialistas, dará paso a políticas públicas integrales y serias de atención a sus necesidades, subrayó Burguete.

Refirió que según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2014, para el segundo trimestre de ese año, la participación económica de las personas mayores de 60 años en México era de 33,7 por ciento.

Pero conforme a la población presenta mayor edad, su grado de integración al mercado laboral y la vida económica disminuye, hasta llegar a un 10 % en el caso de personas con 80 años de edad, abundó. Expuso que dicha medición señala más del 74 % de esa población logró obtener un empleo, si bien éste es en el sector informal de la economía.

Ello, aunado a que ellos son quienes perciben los ingresos más bajos a nivel nacional; esto, dado que uno de cada tres adultos mayores con un empleo, gana apenas un salario mínimo; aunado a que uno de cada seis no percibe ingresos por su trabajo, detalló.

La congresista añadió que la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social (ENESS) del año 2013 indica  que sólo la cuarta parte de los adultos mayores en el país tenían acceso a una pensión. De ellos el 35 por ciento son varones y sólo el 18 por ciento son mujeres. Esto demuestra, insistió, en que las personas con más de 60 años en México son víctimas de discriminación y abandono por parte del Estado.

 Fuente: El Arsenal

Escriba un comentario