Ventajas de aprender un idioma en la Tercera Edad Escrito February 2, 2017 por J.R.

0

Perú (febrero 2017). Aprender un idioma, después de los 50 años, ayuda a la salud cerebral, en especial a mejorar la memoria. Dicen que el mejor momento para aprender un idioma es cuando somos niños. Sin embargo, la tercera edad es también una etapa en la que podemos aprovechar para estudiar nuevas lenguas. En este artículo explicamos algunas de las razones.

Según un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), hablar más de un idioma en la edad adulta ayuda a mantener el cerebro sano y retrasar enfermedades como la demencia o Alzheimer. Los resultados también demostraron que los participantes que habían aprendido un segundo idioma tuvieron mejores resultados en la lectura y fluidez verbal, a diferencia de quienes solo hablaban un idioma.

Entonces, ¿quién dijo que siendo adultos mayores no podemos seguir aprendiendo? A continuación, explicamos los factores que hacen más fácil el aprendizaje:

Sistema cognitivo: Los adultos tienen el sistema cognitivo más desarrollado, debido a que poseen un razonamiento más pragmático, intuitivo y lógico. Por tanto, conocemos más de nosotros mismos y sabemos cuáles son las técnicas de aprendizaje que más nos adaptamos. De esta manera, seremos más eficientes al momento de estudiar.

Mayor experiencia: Al tener una mayor experiencia de vida que los jóvenes, los adultos sabemos más de momentos históricos, esto es clave para entender nuevas culturas. Además, existe una facilidad para hacer asociaciones con el vocabulario y las situaciones de la vida real, frases, canciones, entre otros.

Vocabulario amplio: La cultura viene acompañada de un vocabulario que a lo largo del tiempo ha ido cambiando. Al tener un amplio vocabulario, la comprensión de conceptos será más sencillo, y con ello podrás entender las abstracciones gramaticales como las conjugaciones verbales.

Oportunidades de aprender: La motivación es mayor, así que se puede encontrar varias maneras de aprender, no solo mediante un curso de idiomas, sino también mediante libros, películas, e incluso viajar al extranjero.

Estos son algunos de los beneficios que aporta a la vida de las personas mayores el aprendizaje de un nuevo idioma:

1. Estudiar un nuevo idioma mejora el desarrollo intelectual: Durante el proceso de aprendizaje, realizamos un esfuerzo por captar las formas gramaticales, sonidos y nuevas palabras. Esto ayuda a incrementar nuestro desempeño intelectual y la capacidad de concentración. Los neurólogos consideran que mantener ejercitado el cerebro hace menos frecuente los fallos en sus funciones. Por ello, dicen que aprender un idioma es la mejor gimnasia cerebral, porque se activa la memoria y crea nuevas conexiones al cambiar de un idioma a otro.

2. Incrementa la memoria: Cuando aprendes nuevos conceptos y sonidos, la memoria se fortalece. Esto puede reducir la posibilidad de sufrir un deterioro cognitivo. Estudios realizados por la Universidad de Edimburgo señalan que los adultos mayores bilingües rinden mejor en los tests cognitivos que los monolingües.

3. Mejora la “plasticidad cerebral”: La plasticidad cerebral es la capacidad que tienen las neuronas de regenerarse mediante la conexión de otra. Y mientras más idiomas aprendamos, habrá más conexiones entre ella, esto hace que mejoren nuestras funciones cognitivas.

4. Ayuda a desarrollar nuevas relaciones personales: Al estudiar un nuevo curso e ir a clases, conocemos nuevas personas con quienes podemos compartir nuestros intereses y hasta estudiar juntos para algún examen. Además, al hacer nuevas amistades, mejora nuestro estado de ánimo y la capacidad de relacionarnos con otras personas nos mantiene activos.

En el mercado existen varias aplicaciones móviles que se pueden descargar gratuitamente, y que suelen estar disponibles para los sistemas de iOs y Android, algunas de ellas son DUOLINGO, BUSSU, WIBBU, HINATIVE, WordReference, entre otras.

Fuente: El Comercio

Escriba un comentario