0

Madrid (España), 29 de abril de 2013. El “Proyecto Encuesta de detección de población adulta mayor dependiente”, impulsado por la Red Intergubernamental Iberoamericana de Cooperación Técnica-Riicotec, tiene el objetivo de detectar los niveles de dependencia y la demanda de cuidados asociados a ella en la población adulta mayor en Uruguay.

Realizada entre octubre y noviembre de 2012, por vía telefónica, en un universo compuesto por los hogares particulares con teléfono fijo en los que reside alguna persona mayor de 65 años. El diseño de la muestra fue aleatorio, estratificado por región. Para ello se definieron dos estratos según región de residencia. Por un lado, Montevideo; por otro, localidades del interior del país. Se analizaron parámetros de sexo y edad, varones y mujeres de dos grupos de edad, entre 65 y 74 años, y mayores de 75. En total se estudiaron 836 casos, de ellos 32 corresponden a personas mayores impedidas de atender el teléfono, a los que se estableció un módulo específico.

Su objetivo central: el estudio de los niveles de dependencia del segmento de población compuesto por las personas adultas mayores de Uruguay. Su importancia reside en el hecho de que no existen datos de población de adultos mayores, resultando de gran relevancia para la creación de un Sistema Nacional de Cuidados.

La encuesta se estructura en tres grandes apartados. En primer lugar se estudian las características sociodemográficas de la población encuestada; su condición de actividad y sus niveles económicos, y por último las estructuras familiares de este segmento de población.

El segundo apartado está enfocado al estudio concreto de los niveles de dependencia. Se realiza un estudio de la población de personas mayores con y sin dependencia funcional; se analizan los tipos de dependencia; también refleja la encuesta los resultados sobre la población de personas mayores con dependencia leve, severa y moderada, señalando en estos casos las necesidades de asistencia para las Actividades Básicas de la Vida Diaria-ABVD, así como para Actividades Instrumentales de la Vida Diaria-AIVD.

Por último, facilita datos sobre la participación social de los adultos mayores encuestados, así como sobre los tipos de organizaciones en los que participan.

Consideraciones finales

Es preciso resaltar que es la primera encuesta realizada en Uruguay enfocada a la detección de la población adulta mayor en situación de dependencia y sus necesidades, pero también la primera destinada a ordenar una información sobre los adultos mayores, en la actualidad poco organizada y muy escasa.

En cuanto a las situaciones de dependencia detectadas, “la población adulta mayor que presenta algún tipo de dependencia alcanza al 16%, de los que casi un 5% presenta dependencia severa y un 1,6% dependencia moderada. El 10% restante presenta dependencia leve, es decir, que requiere ayuda para realizar alguna actividad instrumental de la vida diaria. Estos niveles se incrementan en la población femenina y en la edad más avanzada”. El análisis de resultados destaca que el mayor peso de las ayudas recibidas por las personas mayores recae en el entorno familiar, “con lo cual el peso de la carga de cuidado sigue siendo básicamente familiar en la sociedad uruguaya”.

En cuanto a la participación social, “un 23% de la población encuestada declara participar en algún tipo de actividad social, sin presentar mayor diferencia en relación con el sexo y la edad de la población”. La mayor participación se da en actividades recreativas, el 53,1%; seguidas de las actividades de tipo reivindicativo, el 27,8%; en tercer lugar las filantrópicas, 8,5%; y por último las de capacitación y educación y salud con un 7,5% y 6,5%, respectivamente.

La configuración familiar mayoritaria en Uruguay es la modalidad unipersonal y sin hijos, aunque un 88% de las personas mayores encuestadas tiene hijos y un 83% tiene nietos. La preeminencia en la convivencia es unigeneracional. Sin embargo, los resultados de la encuesta indican que, más allá del hogar, existen redes de apoyo y configuraciones vinculares fuertes y frecuentes con las que las personas mayores cuentan en su vida cotidiana. Estas redes están compuestas en su mayoría por familiares de los adultos mayores.

Fuente: Red Intergubernamental Iberoamericana de Cooperación Técnica- RIICOTECH

Escriba un comentario