0

Managua (Nicaragua), 25 de junio de 2013. El líder de la Unidad Nacional del Adulto Mayor-UNAM, Porfirio García, ha anunciado que el gobierno nicaragüense “reanudará las negociaciones” para tratar de resolver la demanda de una pensión reducida, reivindicación por la que lucha la UNAM desde hace cinco años.

García apareció sorpresivamente esta tarde en un acto organizado por el gobierno, al término de una marcha de empleados públicos realizada con la intención de acallar la protesta de los adultos mayores iniciada hace ocho días. El Presidente de la UNAM agradeció a quienes los han apoyado en su lucha, que dijo es social y no política.

“Nosotros seguimos nuestra lucha por una pensión reducida lo más pronto posible. No es un favor, es un derecho que se nos tiene que restituir”, demandó el pasado mes de mayo Porfirio García, presidente de UNAM

Minutos antes Roberto López, director ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social-INSS, dijo que se comprometía ante los líderes de la UNAM a buscar una solución a la demanda “de acuerdo a las posibilidades que da el país”.

Horas antes un centenar de adultos mayores miembros de la UNAM dejaron el plantón instalado cerca de la sede del INSS, indicando que reanudarían su protesta mañana martes.

Los adultos mayores dicen estar abiertos al diálogo, pero van a mantener la misma solicitud de una pensión reducida de vejez, porque no quieren “bonos solidarios”. La UNAM, que integra a más de 10.000 adultos mayores, viene abogando por el derecho a una pensión para aquellas personas que no lograron finalizar las cotizaciones o cuotas necesarias para adquirirla. La ley exige como mínimo 750 semanas de cotizaciones.

Tal y como ha sido denunciado, la protesta que vienen manteniendo los adultos mayores en las oficinas del INSS de la capital ha sido criminalizada por parte del gobierno nicaragüense, habiéndose repelido con violencia, persecución y agresión a manifestantes pacíficos, periodistas y ciudadanos en general. Se han arrestado a más de 12 jóvenes que buscaban llegar al inmueble del INSS para brindar alimentos a los adultos mayores. Muchas de las donaciones para los adultos mayores han sido confiscadas por la Policía Nacional.

Fuente: El Nuevo Diario

Escriba un comentario