Es mucho el camino por recorrer para garantizar el cumplimiento de la leyes en favor de los mayores

La Paz (Bolivia), 26 de agosto de 2015. Hoy se conmemora en todo el territorio boliviano el Día de la Dignidad de las Personas Adultas Mayores, instaurado por el Decreto Supremo Nº 0264, que insta a todas a las entidades públicas que trabajan en favor de este sector de la población, desarrollar brigadas de salud, jornadas de integración, actividades culturales y de recreación para sensibilizar y promover el respeto a las personas mayores.

A nivel global el envejecimiento de la población es un fenómeno sin precedentes. En 2012, la población adulta mayor ascendía a un 11 % y se calcula que en 2030 llegue a 16%. En América Latina el 2012 las personas mayores de 60 años llegaban a un 10%, sin embargo, en 2050 este porcentaje ascenderá a 25%. Bolivia no está exenta de esta situación. De acuerdo al censo de 2012, el 8,9% del total de la población boliviana es adulta mayor, y se prevé que para el 2030 este sector ascienda a un 14%, y a un 23% en el 2050. Ese año casi uno de cada cuatro bolivianos y bolivianas será mayor de 60 años.

En los últimos años el Gobierno boliviano ha implementado una serie de normas que buscan proteger a las personas mayores, como la Ley 3791 denominada Renta Dignidad, que brinda una pensión vitalicia y universal; la Ley 475 del Seguro Integral de Salud; la Ley 1886 de Derechos y Privilegios y la Ley General de las Personas Mayores Nº 369 que está basada en los artículos 67, 68 y 69 de la Constitución Política del Estado, que establecen el derecho de las personas mayores a una vejez digna, con calidad y calidez humana.

Sin embargo, pese al marco legal vigente, las personas mayores consideran que aún falta mucho por hacer para garantizar el cumplimiento de todas las leyes.

De acuerdo a Isabel Serpa de Castro, miembro de la Asociación Nacional de Adultos Mayores de Bolivia-ANAMBO, las normas aún no se cumplen a cabalidad. “Las personas mayores continuamos contribuyendo. Por ejemplo, yo soy trabajadora social y apoyo de forma voluntaria en un centro que ayuda a otras personas mayores a que ejerzan sus derechos. Es bueno que tengamos leyes, pero todavía no tenemos un mecanismo serio que las haga respetar. Por eso solicito al Gobierno que suscriba la Convención Interamericana para garantizar el cumplimiento de nuestros derechos“, puntualizó Castro.

Convención Interamericana

El 15 de junio, Día de la Toma de Conciencia contra el Maltrato y Abuso en la Vejez, la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, primer instrumento regional de su tipo en el mundo, que contiene más de 40 artículos específicos para asegurar el reconocimiento y el ejercicio pleno de todos los derechos y libertades fundamentales de las personas mayores.

Celebramos la aprobación de la Convención Interamericana de la OEA, esta se convierte en la primera región del mundo en definir un tratado vinculante para la inclusión y el reconocimiento de los derechos humanos de las personas mayores. Ahora es importante promover su ratificación“, expresó Joost Martens, director Regional de HelpAge International.

La Convención permitirá reforzar las obligaciones jurídicas de respetar y promover los derechos humanos de las personas mayores. Su ratificación conllevará la obligación de los Estados parte de adoptar medidas, a fin de garantizar a la persona mayor un trato diferenciado y preferencial en todos los ámbitos.

Para que la Convención entre en vigor es necesario que un mínimo dos países firmantes la ratifiquen. El Gobierno boliviano está en este proceso y se espera que en los próximos meses ratifique la Convención.

Algunos datos

Los Resultados de la Encuesta a hogares con personas adultas mayores y cercanas a los 60 años – EPAM 2011, señalan que el 52% de las personas mayores vive en pobreza moderada, porcentaje que es menor en el caso del área urbana con un 48,2% y aumenta en el área rural con un 59,2%.

El 82% de las personas mayores afirman que utilizaron alguna vez su seguro de salud, sin embargo, también aseguran que el maltrato en la atención y la falta de medicamentos son factores que dificultan el acceso pleno a este servicio.

La educación es un factor esencial para el desarrollo social y económico de las personas, y los datos revelados por la EPAM muestran que las personas mayores tienen niveles bajos de educación. El 29,8 % es analfabeta y de ese porcentaje un 31,2% son mujeres.

La falta de políticas públicas que respondan eficazmente a factores como el desempleo y la migración de las generaciones más jóvenes a las ciudades o al exterior del país, afectan las condiciones de vida de las personas mayores. Esta situación obliga al 54,4% de la población mayor a continuar trabajando para sobrevivir y, en muchos casos, para mantener a los familiares que quedan a su cargo.

En Bolivia sólo el 17% de las personas mayores recibe una pensión por jubilación.

Fuente: Jornadanet

Leave a Reply