El acceso al mundo laboral, una necesidad para muchos adultos mayores

Ciudad de México, 9 de octubre de 2015. Los adultos mayores en México necesitan poder acceder a trabajos dignos que aprovechen el cúmulo de experiencias que poseen, pues del 10 % que representa los mayores en el conjunto de la población “muy pocos” tienen acceso a una fuente laboral cuando no lograron una pensión, indicó Daniel Ponce Vázquez, responsable del Despacho de la Oficina de Presidencia del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación-CONAPRED.

Para aquellos adultos mayores que no acceden a una pensión el acceso al mundo laboral constituye una necesidad para poder subsistir. “Pero requieren de trabajos dignos donde la sociedad pueda aprovechar la experiencia que da la edad“, subrayó Ponce Vázquez.

Asimismo, indicó que muchas veces se piensa que los mayores sólo tienen problemas relacionados con la salud, cuando la realidad es que en muchas ocasiones no pueden acceder a otro tipo de derechos. Explicó que al llegar a esta etapa de la vida, las facultades físicas y cognitivas “se ven con ciertas limitaciones, no pueden acceder a todos los espacios públicos en igualdad de condiciones que las personas con discapacidad, pues la infraestructura no está pensada para los adultos mayores“.

Ponce Vàzquez detalló que el trabajo que se requiere en beneficio de los mayores son los aspectos de “accesibilidad, salud y empleo. En estos tres campos es donde concentraríamos la mayor cantidad de problemas discriminatorios a los que se enfrentan los adultos mayores“, enfatizó.

Apuntó que alrededor del 10 % de la población mexicana es actualmente adulta mayor, cifra que se incrementará al 30 % en el año 2050. Ante esta situación Ponce subraya que  “no han crecido con la velocidad requerida las especialidades geriátricas, para poder enfrentar ese tipo de enfermedades, hay limitaciones y por lo tanto hay una condición de deuda con ellos”, reconoció. El funcionario de CONAPRED refirió que sólo alrededor del 20 % del sector adulto mayor, sobrevive con pequeñas pensiones, el resto se apoya en la familia para subsistir o “con pequeños trabajos ocasionales“. Es decir, que no disfrutan de la calidad de vida que merecerían, por lo que necesitamos colocar en la cultura no sólo un cambio de conducta hacia ellos, sino de conciencia en el sentido de que “todos en algún momento dado vamos a ser adultos mayores“.

Fuente: 20minutos

Leave a Reply