Aprobado el dictamen que eleva a rango constitucional la pensión universal

Ciudad de México, 24 de octubre de 2013. La Cámara de Diputados de México aprobó el dictamen que eleva a rango constitucional la pensión universal para adultos mayores y el seguro de desempleo. El texto avalado por el pleno reforma los artículos 4, 73 y 123 de la Constitución en materia de seguridad social universal. Asimismo señala que “el Estado garantizará los derechos de los adultos mayores, velará porque reciban servicios de salud y promoverá su integración social y participación en las actividades económicas y culturales de su comunidad”. Las reformas también afectan a la Ley del Seguro Social, que comprenderá seguros de cesantía en edad avanzada y de desempleo.

Los diputados realizaron cambios al documento del Ejecutivo y lo envían a la colegisladora para su discusión y eventual ratificación, y posteriormente pase a las 31 legislaturas estatales, ya que se requiere el voto aprobatorio de al menos la mitad más una para ser publicada en el Diario Oficial de la Federación. A su entrada en vigor, el Congreso de la Unión contará con 6 meses para elaborar las leyes secundarias y hacer viable este mandato constitucional.

El documento establece que “los adultos mayores tendrán el derecho a recibir una pensión para apoyar sus gastos básicos de manutención durante la vejez, en los términos y condiciones que determinen las leyes que expida el Congreso de la Unión”. Asimismo la modificación establece que el Congreso de la Unión tiene facultad para legislar en materia de protección de los adultos mayores, con objeto de cumplir lo previsto en el Artículo 4 de la Constitución.

Se establece, asimismo, que el Congreso de la Unión preverá que los adultos mayores que cumplan 65 años a partir de 2014 y que requieran apoyo para sufragar sus gastos básicos de manutención durante su vejez, reciban una pensión a partir de dicho año. Asimismo preverá que periódicamente se revise esa edad para que, con base en los estudios demográficos que determine la ley, dicha edad se incremente en función de la esperanza de vida de la población.

Se señala que el acceso a los servicios a que se refiere el presente decreto y el otorgamiento de los seguros y prestaciones correspondientes se realizará de acuerdo con el monto de ingresos que permita cubrir las nuevas obligaciones.

En un artículo tercero transitorio se subraya que los programas, apoyos y pensiones alimentarias establecidos por los estados y el Distrito Federal que prevean la transferencia directa de recursos públicos a los adultos mayores para su manutención podrán continuar en los términos y condiciones que se otorgan conforme a las leyes así como demás disposiciones emitidas con anterioridad a la entrada en vigor de este decreto.

El presidente de esta instancia legislativa apuntó que al reformar el Artículo 4 de la Constitución, con la finalidad de garantizar la pensión universal para adultos mayores de 65 años como derecho fundamental, se dará cumplimento a una petición que por décadas ha demandado la sociedad. Se modificó, dijo, la propuesta inicial del presidente Peña Nieto para que las entidades federativas y el Distrito Federal mantengan sus programas de atención a adultos mayores y que sigan operándolos en los mismos términos en que fueron establecidos. Recordó que este apoyo a los adultos mayores, que representan el 9 % de la población del país, inició como un programa social del Gobierno del Distrito Federal en diciembre de 2000, y contribuyó para que muchos gobiernos estatales implementaran este tipo de política pública. Respecto al seguro de desempleo manifestó que la comisión que preside consideró pertinente establecer la creación de la prestación, que será ejecutada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Fuente: Radio Fórmula

Leave a Reply