Calamitosa atención médica a los adultos mayores

Cochabamba (Bolivia), 28 de septiembre de 2013. El representante del Defensor del Pueblo en Cochabamba, Raúl Castro, es categórico al afirmar que las instituciones encargadas de brindar atención médica gratuita a los adultos mayores vulneran este derecho, toda vez que no los atienden oportunamente.

En el país está vigente el Seguro de Salud para el Adulto Mayor, en sus diferentes etapas y especialidades, en hospitales de primer, segundo y tercer nivel, donde se atienden las patologías de las personas de la tercera edad. Sin embargo, el derecho a la salud de los adultos mayores se vulnera, toda vez que no se está implementando a cabalidad el Seguro Gratuito de Salud, reforzó Castro. “Eso debe preocuparnos porque no estamos contribuyendo a una calidad de vida del adulto mayor, mucho menos con una atención eficiente, con calidad y calidez”, señaló.

Castro explicó que la Defensoría del Pueblo en Cochabamba logró constatar que, además, hay deficiencias en cuanto a la infraestructura hospitalaria. “Hay pocos hospitales de primer y segundo nivel, y uno solo de tercer nivel”.

En cuanto a personal especializado en la atención de los adultos mayores, el representante de la Defensoría del Pueblo recordó que en el país hay un reducido número de geriatras, lo que va en detrimento de esta población. “No hay un abordaje psicológico o social para determinar cuál es la realidad del adulto mayor. No hay una atención integrada”, complementó.

Además, según Castro, no existen canales administrativos adecuados para la dotación de medicamentos.

“Nos encontramos con una situación que linda con la calamidad en lo que se refiere a la atención médica de los adultos mayores”, precisó.

Por todas estas dificultades, Castro concluye que los adultos mayores tienen que peregrinar a muy altas horas de la noche o madrugar para ser atendidos en centros hospitalarios.

La figura del “Defensor del paciente”

Castro señaló que en algunos hospitales se vulneran los derechos humanos, muchos de los cuales se pueden subsanar a través de una gestión inmediata. En virtud de esto la Defensoría del Pueblo planteó como una propuesta oficial al director ejecutivo del Complejo Hospitalario Viedma la creación de una oficina del Defensor del Paciente.

“El Defensor del Paciente es una propuesta de la Defensoría del Pueblo que se está trabajando desde la pasada gestión, con la implementación de mesas itinerantes”, informa Castro. Estas mesas se instalan en centros hospitalarios públicos. La Defensoría del Pueblo ha colocado a una persona que se encuentra en forma periódica en el Complejo Hospitalario Viedma, y que rota por los cuatro hospitales.

El objetivo del Defensor del Paciente es orientar a las personas que acuden a este hospital y también para recabar las quejas. Castro dijo, por ejemplo, que se podrán atender casos de demoras en la atención de los pacientes o la necesidad de que alguna instancia del hospital gestione la hospitalización de una persona. “La propuesta que hice al director ejecutivo del Complejo Viedma ha sido recibida de buena manera y pronto se podría disponer de un espacio para implementar una oficina para instalar el Defensor del Paciente”, finalizó Castro.

Orientar y conciliar son los objetivos

La creación del Defensor del Paciente parte de la necesidad de contar con una instancia orientadora y conciliadora en la que se pueda atender y resolver reclamos por temas que no ameriten la intervención de otras instancias, según explicó el representante de esta institución en Cochabamba, Raúl Castro.

Una Mesa Departamental de Trabajo, integrada por varias instituciones, se reúne periódicamente para analizar diferentes temas, y uno de ellos es precisamente el de salud. El objetivo de estas instituciones es averiguar en qué ámbitos los adultos mayores tienen dificultades, barreras institucionales o estructurales.

Fuente: Opinión

Leave a Reply