Escasa cobertura de las pensiones de jubilación obligan a los adultos mayores a mantenerse en el mercado laboral

La Paz (Bolivia), 28 de noviembre de 2013. Los jubilados son una minoría en el país. Esto significa que las personas adultas mayores tienen una cobertura “muy baja” de pensiones de jubilación, según un informe de la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas-UDAPE, documento que detalla que los beneficiarios llegan sólo al 10.7% en el grupo de 60 a 64 años de edad y de 16% en el grupo de 65 y más años.

Ante el anuncio del doble aguinaldo (incentivo concedido por el presidente boliviano a los trabajadores en activo cuando el crecimiento económico del país supere el 4, 5 %), que excluye a los jubilados del país , estos trabajadores cesantes protagonizan marchas de protesta estos días en distintas ciudades. El argumento del gobierno es que el incentivo económico es sólo para el sector productivo del país. Pero también en ese punto existe un dato que muestra que el 98% de las personas adultas mayores bolivianas siguen activas laboralmente, en la mayor parte de los casos en el sector informal de la economía.

Los adultos mayores están protagonizando protestas por haber quedado fuera del doble aguinaldo.

Así lo muestra la “Encuesta a Hogares con Personas Adultas Mayores y cercanas a la edad de 60 años”, elaborada por la UDAPE con el apoyo de HelpAge International y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, encuesta publicada este año con datos recopilados en 2011. Según la encuesta, entre las personas adultas mayores de 55 a 59 años de edad apenas se cuenta un 2% de jubilados; entre las personas de 60 a 64 años el porcentaje de rentistas sube a 10.7%; y entre las personas de 65 y más años se cuenta un 16% de beneficiarios. La mayoría de los adultos mayores son no jubilados, un 98% en el primer grupo de edad, un 89.3% en el segundo grupo y un 84% en el último nivel etareo.

Además, existe más cobertura del beneficio en la ciudad frente al campo, y los jubilados varones duplican en cantidad a las mujeres que perciben una renta. Los ingresos de los jubilados oscilan entre 1.492 y 1.959 Bolivianos por mes en el área urbana (entre 214 y 281 dólares), mientras que en el área rural están entre 1.200 y 1.507 Bolivianos (entre 172 y 217 dólares), y siempre los rentistas de mayor edad tienen un mejor ingreso. Hasta aquí los datos no muestran otra fuente de ingresos por trabajo, subsidios o la Renta Dignidad.

La encuesta muestra además que llegar a adulto mayor no es sinónimo de descanso y jubilación. De hecho un 98% de las personas adultas mayores del país se mantiene activo en el mercado laboral, principalmente en el mercado informal, porque se cuentan pocos asalariados. “Se evidencian porcentajes elevados de personas adultas mayores que son consideradas jefe(a) de hogar, quienes han sido identificadas como la persona responsable y/o la que toma las decisiones más importantes al interior de estos hogares, manteniéndose activas dentro del mercado laboral, con tasas de ocupación por encima del 96%, quienes desarrollan actividades principalmente como cuenta propia”, dice el estudio. Para el caso de área rural, la tasa de ocupación es del 100% en todos los grupos de edad.

En general son pocas las personas adultas mayores asalariadas (11% en el grupo de 65 años o más), la mayoría tiene actividades por cuenta propia. El estudio dice que, en este contexto, la Renta Dignidad “ha cumplido su propósito, aumentando el ingreso, el consumo y disminuyendo los niveles de pobreza de los hogares con personas adultas mayores”.

Fuente: Bolivia

Leave a Reply